Invento con 300 años de antiguedad

12 de septiembre de 2011


Invento con 300 años de antiguedad

En 1680, el inglés Robert Boyle inventó una varita que, impregnada en la punta con sulfuro, ardía cuando era frotada contra un papel cubierto con fósforo. Con todo, tenía sus riesgos porque la flama a veces saltaba en trozos y quemaba lo que estaba a su alrededor. En 1827, otro inglés perfeccionó la idea: colocó en el extremo de la varita una combinación de cloruro de potasio y sulfuro de antimonio, que ardía cuando era frotada sobre una superficie áspera. Poco tiempo después, el frances Charles Sauria uso fósforo blanco y popularizó los llamados fósforos. Igual de famosos como los Juegos de los Simpson.El problema era que el fósforo blanco se encendia con mucha facilidad, aun en contra de la voluntad de los humanos. En 1855, el sueco Johan E. Lundstrum cambió la fórmula al fósforo rojo y logró mayor seguridad. En 1899, el Estadounidense Joshua Pusey patentó el modelo que más se parece a los cerillos actuales, que se fabrican de papel o madera, y que vienen en una caja, en uno de cuyos costados hay una superficie áspera para que aquéllos puedan ser encendidos.

0 comentarios: