Un par de chistes buenos

5 de enero de 2016


Un par de chistes buenos


Si tu día no va muy bien y deseas tener un cambio repentino de humor para que el día se vaya como agua acompañado de la mejor actitud y humor, es importante que a tu vida le metas un poco de alegría y por eso te voy a ayudar un poco con un par de chistes buenos que de seguro te sacarán un gran sonrisa. Aquí los tienes:

  • Tres señoras están charlando y tomando café. Una de ellas comenta:
"Mi hijo es sacerdote y cuando alguien va a la iglesia le dicen: ¡Ay, padre!"

Otra de las señoras no se queda callada y afirma:

"Ah, sí, pues mi hijo es uno de los seleccionados para ser Papa y cuando lo ven le dicen: ¡Ay, señor!"

La tercer mujer no resiste, se para y les presume a las otras dos:

"¡Ah, sí, pues mi hijo hace strip-tease y cuando lo ven le gritan: ¡Ay, Dios mío!"



  • Esto es un hombre que su mujer le ponía los cuernos cada dos por tres. El señor, ya cansado, va y le dice a su mujer que ya no aguanta mas, que o cambia o se divorcian.
La mujer dice que va a intentar cambiar.

A las dos semanas llega el marido de trabajar y ve a su mujer en la cama con un enano:

-¡Pero María! ¿No me dijiste que ibas a cambiar?

-Sí, lo estoy intentando ¡poquito a poco!

0 comentarios: