Mostrando entradas con la etiqueta ccursos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ccursos. Mostrar todas las entradas

26 de noviembre de 2020

Evolución Diseño Gráfico Escuela Esdima


Evolución Diseño Gráfico Escuela Esdima

El Diseño gráfico, es el arte y la profesión de seleccionar y organizar elementos visuales, como tipografía, imágenes, símbolos y colores, para transmitir un mensaje a una audiencia. A veces, el diseño gráfico se denomina "comunicaciones visuales", un término que enfatiza su función de dar forma a la información, por ejemplo, el diseño de un libro, publicidad, logotipo o sitio web. Una parte importante de la tarea del diseñador es combinar elementos visuales y verbales en un todo ordenado y eficaz. El diseño gráfico es, por tanto, una disciplina colaborativa: los escritores producen palabras y los fotógrafos e ilustradores crean imágenes que el diseñador incorpora en una comunicación visual completa. Parece tarea fácil, pero se ocupa estudiar en la mejor escuela del país Cursos de Gráfico para que al final resulte un profesional del área de diseño bien remunerado y reconocido en el mercado. En la Escuela Esdima además encontrarás distintos tipos de cursos que al día de hoy son elementales para el futuro, hablamos de Diseño Web, Revir, BIM, Masters de Diseño gráfico, web y mucho más. Es una escuela que tiene más de 20 años formando profesionales basado en programas académicos innovadores centrados en el manejo de software profesional.


La evolución del diseño gráfico como práctica y profesión ha estado estrechamente ligada a las innovaciones tecnológicas, las necesidades sociales y la imaginación visual de los profesionales, aspecto en los que las escuelas modernas se han aplicado para preparar a excelente profesionales. El diseño gráfico se ha practicado de diversas formas a lo largo de la historia; de hecho, los buenos ejemplos de diseño gráfico se remontan a los manuscritos de la antigua China, Egipto y Grecia. A medida que la impresión y la producción de libros se desarrollaron en el siglo XV, los avances en el diseño gráfico se desarrollaron a lo largo de los siglos posteriores, y los compositores o tipógrafos a menudo diseñaban las páginas según establecían el tipo. A finales del siglo XIX, el diseño gráfico surgió como una profesión distinta en Occidente, en parte debido al proceso de especialización laboral que se produjo allí, y en parte debido a las nuevas tecnologías y posibilidades comerciales que trajo consigo la Revolución Industrial. Los nuevos métodos de producción llevaron a la separación del diseño de un medio de comunicación (por ejemplo, un cartel) de su producción real. Cada vez más, a lo largo del siglo XIX y principios del XX, las agencias de publicidad, los editores de libros y las revistas contrataron directores de arte que organizaron todos los elementos visuales de la comunicación y los integraron en un todo armonioso, creando una expresión adecuada al contenido. En 1922, el tipógrafo William A. Dwiggins acuñó el término diseño gráfico para identificar el campo emergente.


A lo largo del siglo XX, la tecnología disponible para los diseñadores siguió avanzando rápidamente, al igual que las posibilidades artísticas y comerciales del diseño. La profesión se expandió enormemente y los diseñadores gráficos crearon, entre otras cosas, páginas de revistas, cubiertas de libros, carteles, carátulas de discos compactos, sellos postales, empaques, marcas, carteles, anuncios, títulos cinéticos para programas de televisión y películas, y sitios web. . A principios del siglo XXI, el diseño gráfico se había convertido en una profesión global, a medida que la tecnología y la industria avanzadas se extendían por todo el mundo. 


Impresión temprana y diseño gráfico

Si bien la creación de manuscritos llevó a puntos tan altos en el diseño gráfico, el arte y la práctica del diseño gráfico realmente florecieron con el desarrollo de tecnologías de impresión como los tipos móviles. Los antecedentes de estos desarrollos ocurrieron en China, donde el uso del grabado en madera, o la impresión en relieve, se desarrolló quizás ya en el siglo VI. Este proceso, que se logró aplicando tinta a una superficie tallada en relieve, permitió realizar múltiples copias de textos e imágenes de manera rápida y económica. Los chinos también desarrollaron papel hecho de fibras orgánicas en en año 105. Este papel proporcionó una superficie económica para escribir o imprimir; otros sustratos, como el pergamino y el papiro, eran menos abundantes y más costosos de preparar que el papel.

Los artefactos sobrevivientes muestran que los chinos desarrollaron una amplia gama de usos para la impresión y que lograron un alto nivel de arte en diseño gráfico e impresión desde una fecha temprana. Los artesanos cortaron símbolos caligráficos en bloques de madera y los imprimieron maravillosamente; Luego se pegaban hojas impresas de papel con ilustraciones y textos religiosos para hacer pergaminos impresos. En el siglo IX o X, los libros en bloques de madera con páginas reemplazaron a los pergaminos y se publicaron obras literarias, históricas y de hierbas. También se diseñaron billetes y naipes, sus diseños cortados en bloques de madera e impresos. El alquimista chino Bi Sheng inventó una técnica para imprimir con tipos móviles alrededor del 1041-48. Sin embargo, esta tecnología no reemplazó al bloque de madera cortado a mano en Asia, en parte porque los cientos de caracteres utilizados en los lenguajes caligráficos dificultaban el establecimiento y el archivo de los caracteres móviles.

Los inventos chinos se extendieron lentamente por Oriente Medio y Europa. En el siglo XV, en Europa se estaban fabricando bordados en madera y libros impresos en papel. En el año 1450, Johannes Gutenberg de Mainz (Alemania) inventó un método para imprimir texto a partir de caracteres del alfabeto en relieve fundidos sobre tipos de metal móviles. Después de esto, los libros impresos comenzaron a reemplazar los costosos libros manuscritos hechos a mano. Los diseñadores de los primeros libros tipográficos en Europa intentaron replicar los manuscritos, a menudo diseñando estilos de tipografía basados ​​en los estilos de letras de manuscritos actuales. Cuando se imprimió el tipo, se dejaron espacios para que los iluminadores agregaran imágenes, iniciales ornamentadas y otros materiales decorativos a mano. De esta manera, el compositor o el tipografista era, en efecto, el diseñador cuando configuraba el tipo. Algunas copias sobrevivientes de la histórica Biblia de 42 líneas de Gutenberg tienen encabezados, iniciales y marcadores de oraciones aplicados a mano con tintas roja y azul, siendo un precursor del diseño gráfico que conocemos hoy en día.

Más contenido...