5 de junio de 2020

Agotamiento por calor


Agotamiento por calor

Se produce por la pérdida excesiva de agua y electrolitos; se manifiesta con cefalea, naúseas, vómitos, mareos, malestar y dolor muscular. Se conserva la función mental y la temperatura corporal es inferior a los 39 grados centígrados. Estos pacientes, a diferencia de aquellos que sufren un golpe de calor, no presentan alteraciones en sus pruebas de laboratorio. Requieren reposo, un ambiente frío y rehidratación paulatina por varias horas con soluciones electrolíticas orales; lo casos más graves requieren manejo con soluciones intravenosas, se recuperan en 12 horas y no sufren secuelas.


La tetania es otro agotamiento que resulta de la hiperventilación que se produce por la exposición al calor excesivo y en breves intervalos. Se observa alcalosis respiratoria, un trastorno en el que aumenta la alcalinidad de los fluidos del cuerpo, en esta caso ocasionada por niveles bajos de dióxido de carbono que se presentan porque la persona respira con mayor rapidez. Además, hay entumecimientos y espasmos. La tetania cede espontáneamente, se puede evitar al disminuir la hiperventilación.


Más contenido...